El Tinder de la publicidad

Tinder¿Qué pasaría si pudiésemos elegir la publicidad “a la carta”? ¿Qué pasaría si fuera tan sencillo como deslizar el dedo en una u otra dirección para seleccionar lo que nos gusta y lo que no?

Si fuéramos dueños de lo que vemos, de lo que nos quieren vender, estaríamos más receptivos porque sólo veríamos aquello que nos interesa. ¿A quién le interesa ver anuncios de pañales si no tienes hijos? ¿O de coches si no tienes carnet?

La publicidad digital es mucho más personalizada que la publicidad en televisión, tiene en cuenta los deseos y necesidades del usuario y al igual que en Tinder, conocer la localización del usuario se convierte en una ventaja para ofrecer productos cercanos a él.

Google Chrome ha anunciado en su blog Chromium, que a principios de 2018 bloqueará todos los anuncios que sean invasivos: Pop-ups (ventanas emergentes), anuncios que parpadeen rápidamente, vídeos o música con reproducción automática y anuncios que hagan esperar al usuario para ver el contenido.


RELACIONADO: ¿Qué es la publicidad?


En televisión no existe ninguna herramienta para bloquear la publicidad que no nos interesa, pero cada día hay más hogares que disfrutan de una Smart TV, por tanto, “el Tinder de la publicidad” puede que esté más cerca de lo que pensamos.

La publicidad pretende enamorar al usuario, seducirlo, pero la única forma de hacer “Match” es que sea el público quien la elija.

Isa Palacios

Share Button

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar